Newsletter

, su suscripción ha sido tramitada.

Elías Querejeta Zine Eskola propone un circuito de tránsito
entre lo amateur y lo profesional (…y viceversa)


espacio transito


1

Tanto por la filosofía pedagógica del centro, como por las condiciones físicas del propio edificio, las prácticas están imbricadas en plan docente de manera orgánica, circulan en paralelo a las clases y afectan a a alumnas y alumnos de manera escalonada, no globalmente. Esto quiere decir que los periodos de prácticas ocupan, con distintas intensidades, los meses que van de enero a septiembre, aunque en el caso del Festival la mayor concentración de trabajo se localiza en los meses de julio y agosto.


2

Las prácticas de Archivo se centrarán en la gestión, catalogación y revisión de los fondos de la Filmoteca y de los fondos históricos del Festival. Podrían ampliarse también a otras instituciones con las que existan convenios de colaboración o proyectos de investigación compartidos.


3

Las prácticas de Curaduría estarán vinculadas con los departamentos de documentación, programación, comunicación y dirección del Festival, y de las áreas de programación, contenidos y difusión de Filmoteca y Tabakalera.


4

Las alumnas y alumnos de las especialidades de Archivo y Curaduría realizan a lo largo del curso aproximadamente 100 horas de prácticas profesionales en Filmoteca y Tabakalera. Dependiendo del interés y de los objetivos específicos, las prácticas pueden abrirse, durante periodos más breves, al alumnado de Creación.


5

El itinerario de los estudiantes de Creación discurre por una vía práctica algo distinta, dadas las peculiaridades de su formación. En este caso, a lo largo de los meses de julio y/o agosto se incorporan dos talleres de autor, que se celebran fuera del espacio de la Escuela. Estos talleres son experiencias de trabajo experimental y de convivencia creativa durante un periodo de aproximadamente 10 días y están conducidos por un cineasta de reconocido prestigio internacional.


6

Dado que la escuela es un centro creado por la colaboración de estas instituciones, la formación en los espacios de trabajo está concebida como un verdadero proceso de transmisión de experiencia. Las prácticas están tutorizadas por profesionales de alta capacitación y diseñadas como plataformas de empleabilidad en el futuro.